Hemos vuelto A la espera del nuevo www.planetazapping.com hemos vuelto a la red con nuestro antiguo blog!

Soy feo

En mi anterior post insertamos un test para saber si nuestros lectores eran feos o no. Pues bien, nos ha llegado un correo electrónico así de contundente:

Soy feo...

Voy a contaros una historia. No es una historia de amor ni tiene un final feliz, pero es la única que tengo por haber nacido así: FEO, muy FEO.

Cuando nací, el doctor fue a la sala de espera y le dijo a mi padre "Hicimos lo que pudimos...pero salió".

Mi mamá no sabía si quedarse conmigo o con la placenta.

Como era prematuro me metieron en una incubadora... con vidrios polarizados.

Mi madre nunca me dio el pecho porque decía que solo me quería como amigo. Así que en vez de darme el pecho, me daba la espalda.

De chico iba por los cuarteles para que me gritaran: ¡alto!, ¡alto!.

Yo siempre fui muy peludo. A mi madre siempre le preguntaban:
Señora, a su hijo ¿lo parió o lo tejió?.

Mi padre llevaba en su cartera la foto del niño que ya venía en la cartera cuando la compró.

Pronto me di cuenta que mis padres me odiaban, pues mis juguetes para la bañera eran un radio y un tostador eléctrico.

Una vez me perdí. Le pregunte al policía si creía que íbamos a encontrar a mis padres. Me contesto: No lo sé; hay un montón de lugares donde se pudieron haber escondido.

Mis padres tenían que atarme un trozo de carne al cuello para que el perro jugara conmigo.

Si amigos, yo soy FEO, tan FEO que una vez me atropelló un auto y quedé mejor.

Cuando me secuestraron, los secuestradores mandaron un dedo mío a mis padres para pedir recompensa. Mi padre les contestó que quería mas pruebas.

Yo creo que no pagaron el rescate porque en casa éramos muy pobres. Pero eso sí, a pesar de nuestra situación económica, somos muy honrados. Mi padre era tan honrado que un día encontró trabajo, y lo devolvió.

Por eso tuve que trabajar desde chico. Trabajé en una tienda de animales y la gente no paraba de preguntarme cuánto costaba yo.

Un día llamó una chica a mi casa diciéndome: "Ven a mi casa que no hay nadie". Cuando llegué no había nadie.

A mi mujer le gusta mucho hablar conmigo después del sexo. El otro día me llamó a casa desde un motel.

El psiquiatra me dijo un día que yo estaba loco. Yo le dije que quería escuchar una segunda opinión. "De acuerdo; además de loco es usted muy feo", me dijo.

Una vez cuando me iba a suicidar tirándome desde la azotea de un edificio de 50 pisos, mandaron a un cura a darme unas palabras de aliento. Sus palabras fueron: "En sus marcas, listos..."

El último deseo de mi padre antes de morir era que me sentara en sus piernas. Lo habían condenado a la silla eléctrica...

Debéis estar pensando que exagerado es el hombre que a enviado el correo, pero para documentarlo nos ha enviado también un vídeo:

6 han comentado:

Anónimo dijo...

jajajjajjajajja yo no me preocupo por esa payasadas
no soy tan feo que digamos los chicas si se acercan a mi
no soy tan perfecto pero paso
bueno adios sabandijas

Sisco dijo...

Anónimo, no has oido nunca lo de que la belleza esta dentro de cada persona. Y tranquilo si las chicas se te acercan ya me lo has dicho todo, lo malo seria que se largasen corriendo!
Gracias por tu comentario.

Anónimo dijo...

ajaja yo soy mas feo q un culo con caga
mas feo q agarrarse los huevos con una puerta
CLARO XQ SOY PERUANO AJAJAJAJ

Sisco dijo...

Anónimo, tan feo no seras hombre!!!

Anónimo dijo...

bueno muy bueno los chiste pero me meti en este bolg para ver los chistes de feo igual grax :P ke sigas asi :)

Bingo dijo...

Ohh por diosss!!!... es como esos videos que te aterrorizan! No me esperaba eso de un homo sapiens... talves de un chimpancé... jaja!

Publicar un comentario

Si has llegado hasta aquí es que tenias intención de comentar algo. No te vayas del blog sin hacerlo.

Mil gracias!