Hemos vuelto A la espera del nuevo www.planetazapping.com hemos vuelto a la red con nuestro antiguo blog!

El gran salto

Hoy buscando por la red he rescatado una noticia antigua, para ser exacto de mayo de 2007. Esta Noticia o bulo se extendió por Internet y decía así:

“Si todos los chinos saltaran a la vez, podrían cambiar la órbita de la Tierra”.

El argumento era éste:
China tiene unos mil trescientos millones de habitantes. Si cada chino pesa una media de 70 kilos, esto hace una masa total de 91.000 millones de kilos. Ahora bien, si todos ellos saltan a la vez su masa es tan enorme que pueden llegar a alterar la órbita de la Tierra.

Que os parece, ¿Podría pasar alguna cosa?
Pues no, ya que los chinos saltan y luego caen de nuevo a la Tierra. Si eso es así, no podrían alterar el movimiento de la Tierra en absoluto, porque son parte del sistema, y para variar la dirección de movimiento del sistema Tierra+chinos hace falta una fuerza exterior a ellos. Es mas, si los chinos saltan, estos empujan la Tierra hacia abajo, pero cuando están en el aire atraen a la Tierra hacia ellos, de modo que tiran de ella hacia arriba.

Os imagináis que fuese cierto y que todos los chinos se pusieran de acuerdo para saltar, no solo cambiarían la orbita de la tierra sino que también podrían provocar terremotos, ya no harían falta tantas armas de destrucción masiva, con saltar habría bastante.

4 han comentado:

Esteban dijo...

Efectivamente parece "a priori" que tiene sentido pero fisicamente es imposible que algo que dentro del sistema sea capaz de modificar el movimiento.

De todos modos, ¡es una idea!

JE JE JE

Un abrazo,

Esteban

Sisco dijo...

Esteban, si fuese posible piensa que son muchos.

servicio al cliente dijo...

Espermos que los chinos no se pongan de acuerdo en este tema xq la verdad seria terible y mejor ni intentarlo.

Sisco dijo...

Eso, eso que se esten tranquilitos que son muchos.

Publicar un comentario

Si has llegado hasta aquí es que tenias intención de comentar algo. No te vayas del blog sin hacerlo.

Mil gracias!